Beneficios de hacer una sesión de fotos con un fotógrafo profesional

fotografia

En el primer post de blog quería hablar un poco sobre todo lo que envuelve las sesiones de fotos profesionales, los tipos que hay y los beneficios de contratar una.

La principal razón por la cual alguien contrata a un fotógrafo es porque espera un resultado profesional en unas fotos determinadas, ya sea para un reportaje fotográfico de una boda para recordar, para una empresa que necesita vender sus productos online o para un restaurante que quiere actualizar las fotos de su web.

Cuando se contrata a un fotógrafo profesional, se está contratando a alguien que aparte de ganarse la vida con ello, ama su trabajo y siempre busca la perfección en cada captura.

La experiencia de un fotógrafo aporta ese plus de tranquilidad al cliente. Esa trayectoria profesional es la que les permite afrontar nuevos retos con éxito.

Más ventajas de contratar a un fotógrafo profesional

Para poder ofrecer siempre un resultado profesional, los fotógrafos controlamos detalles como la luz, el encuadre, los planos y el enfoque, parámetros que quizás un fotógrafo amateur no tiene en cuenta. 

A su vez, trabajamos también para encontrar siempre el lugar idóneo para sacar nuestras fotografías. En Rosana Vidal Photo disponemos de un espacio único en el que crear momentos mágicos.

Nos encargamos de todo el proceso de llevar a cabo una sesión de fotos para que no tengas que preocuparte por nada y disfrutes al máximo la experiencia. 

No solo estamos al tanto de las nuevas tendencias en fotografía, sino que también trabajamos para formarnos en otros campos como el marketing, las redes sociales o la organización de eventos. ¡El saber es poder! 

Control de los parámetros ambientales

Probablemente este punto sea de mayor importancia cuando hablamos por ejemplo de fotografía de producto, fotografía publicitaria o fotografía gastronómica, donde todos los parámetros se deben controlar para poder hacer tantas fotos como queramos sin necesidad de tocar ningún parámetro de la cámara constantemente. 

Muchas veces el clima nos juega malas pasadas y tenemos que suspender una sesión al aire libre, pero agendando una sesión dentro en un estudio fotográfico, nos evita muchos quebraderos de cabeza.

Además, cuando se trata de sesiones con bebés, estar en el estudio ayuda a que el bebé esté más cómodo, calentito y limpio y afianza la relación cliente-fotógrafo.

Comodidad y privacidad

A muchas personas posar delante de la cámara les pone nerviosos e incómodos. Es completamente normal y aunque se tenga ganas de hacer la sesión, resulta complicado mantener la postura y acostumbrarse a la cámara. 

En el caso de las sesiones newborn o la sesión de fotos para embarazada, requieren una relación más personal y privada con el fotógrafo, pues son fotografías de momentos más íntimos que para conseguir un resultado natural, la persona debe estar relajada y tener confianza con el fotógrafo.

Edición fotográfica

Por último, pero no menos importante, la edición. Herramientas como Photoshop o Lightroom son auténticos aliados de los fotógrafos, con ellas somos capaces de modificar parámetros como la exposición o los brillos, además de dar efectos que doten de personalidad cada una de las fotografías que realizamos.

¿Sigues teniendo dudas y no te atreves a dar el paso? ¡Contacta conmigo sin compromiso!

Next Cómo hacer una sesión de fotos para bebés en casa
sesion de fotos para bebés

Leave a comment

Llámame